Seleccionar página

Si tienes una propiedad y quieres alquilarla, tendrás que captar la atención de nuevos inquilinos. La forma en la que está decorada una casa influye a la hora de alquilarla. Por ello, un piso que no se encuentra en buenas condiciones tiene menos probabilidades que uno que está listo para vivir y en perfectas condiciones.

Simplemente con que la decoración sea la acertada puede ser la clave para tomar la decisión de compra. Además, a la hora de decorar una casa para alquilarla tienes que pensar en las personas que van a vivir en ella, es decir, si son estudiantes, adultos o personas mayores, por ejemplo.

Lo más probable es que hayamos pensado en cambiar por completo la decoración de nuestro piso de alquiler. No obstante, muchas veces no sabemos por dónde empezar ni qué hacer. Puede que se nos haya pasado por la cabeza comprar muebles nuevos y pintar las paredes para cambiar la imagen. En este post, te contamos todo lo que tienes que hacer para poder alquilar tu piso en pocos pasos, ¿te lo vas a perder?

Trucos para amueblar un piso y alquilarlo rápidamente

Cada vez más los propietarios de una casa se lanzan a alquilar su propiedad, debido a la alta demanda de pisos de alquiler, pero que escojan el tuyo entre todos puede ser una tarea muy difícil.

Ten en cuenta que, a pesar de ser en alquiler, las personas que van a estar ahí durante tiempo quieren sentirse como en su propio hogar.

Una buena decoración es el factor principal que permite diferenciarte de los demás y hace decantarse a los inquilinos por tu casa. Pero, crear la decoración perfecta para este objetivo puede llegar a ser una tarea ardua. Por ello, en el post de hoy os traemos unos trucos para conseguirlo.

Si estás buscando mobiliario para tu salón, en Muebles Luis Miguel disponemos de un amplio catálogo de muebles para decorar tu casa entera. ¡Consulta nuestro catálogo aquí!

trucos decorar piso alquiler

Pintar paredes y techos

Cuando queremos alquilar una propiedad, la mejor manera de darle un toque de aire fresco es pintar las paredes y techos de la vivienda. De esta manera, conseguiremos eliminar los desperfectos y dar una nueva apariencia.

Por otra parte, tienes que ver si los colores son los más adecuados, es decir, si tienes una casa pequeña te recomendamos que utilices tonos neutros y blancos para que el espacio sea más grande. Sin embargo, si dispones de una estancia más amplia, tal vez puedas jugar con otros colores. Ten en cuenta que la pintura clara te aportará luminosidad.

Antes de ponerte a pintar, revisa las manchas o desperfectos que pueda haber por si es necesario hacer algún arreglo antes de poner un nuevo color. Las pinturas mate requieren de un mantenimiento mayor, ya que los roces son más notorios.

Existen unas pinturas lavables que repelen mejor las manchas y son más fáciles de mantener. Por tanto, el color te durará por mucho más tiempo y, lo más probable es que no necesites estar pintando cada vez que termine la estancia de los inquilinos.

Colores

En cuanto a qué colores escoger tanto para los muebles y la decoración, como para las paredes, lo más aconsejable es utilizar el blanco, siendo el inquilino quien aporte los toques de color con la decoración que escoja o incluso cambiando la pintura.

No obstante, si no nos gusta el blanco, también se pueden utilizar tonos neutros, como el marengo, gris claro o beige.

Iluminación

La iluminación es fundamental para dar una sensación de mayor amplitud. Lo mejor sería que la luz natural alumbrara todos los ambientes, prescindiendo para ello de cortinas o cualquier tela que tape las ventanas.

Colocar espejos grandes que reflejen la luz natural también ayuda. Pero, si por el contrario, no disponemos de una buena luz natural, también se puede incorporar luz artificial a través de lámparas de pie o de mesilla.

Suelo

Dependiendo de la reforma que necesites hacer a tu casa, puede que necesites hacer un cambio del suelo, sobre todo si es viejo o está dañado. Recuerda que todos estos cambios harán que sea más fácil poder alquilar el piso rápidamente.

El suelo es uno de los factores para fijar el precio del alquiler. Un truco es poner un suelo económico que de unos buenos resultados. A día de hoy, la instalación de suelos puede ser sencilla y se puede colocar encima del que ya tienes. Esto hará que la casa luzca mejor y con más calidad.

Cambiar el suelo es una inversión que puedes asumir, ya que no tendrás que volver a cambiarlo si eliges uno que de buenos resultados con un uso habitual.

muebles alquilar piso

Elegir mobiliario

Normalmente, los arrendatarios piensan que dado que el piso va a ser destinado a alquiler no es necesario incorporar muebles nuevos, sino que con algunos viejos que les sobran le es suficiente, pero nada más lejos de la realidad. Una casa decorada con muebles antiguos aleja totalmente al inquilino y con ello las posibilidades de alquiler.

En cambio, desechar esos muebles e invertir en muebles nuevos y modernos hace que el piso se encuentre más acogedor y por tanto más apetecible para alquiler. Por ello, debemos incorporar muebles nuevos, que además sean resistentes y a poder ser de tonalidades neutras.

Otro aspecto a tener en cuenta es que algunos propietarios deciden dejar la casa totalmente vacía para que el inquilino la pueda decorar a su gusto. Esto en algunos casos es favorable, pero en la mayoría no, ya que la casa se verá fría y poco acogedora.

Por último, es necesario tener presente que no debemos sobrecargar los espacios, simplemente colocaremos los muebles principales de las habitaciones.

Estilo decorativo

Una vez que sabemos  qué tipo de muebles vamos a escoger, deberemos elegir el estilo de los mismos.  Hay que tener en cuenta  que el estilo es muy personal,  por lo que algo neutro sería lo más recomendable. No obstante, hay dos estilos que suelen funcionar muy bien:

El estilo escandinavo:

Propio de Suecia, que se caracteriza por su luminosidad en todos los ambientes, su sencillez y su funcionalidad.

El estilo internacional:

Que combina estilos propios de varios países y además tiene un aspecto contemporáneo y moderno.

Si estamos decorando una casa para alquilarla debemos tener presente que no hay que utilizar elementos personalizados, es decir, solo se tiene que colocar los muebles fundamentales, siendo el inquilino el que escoja el resto y creando así su espacio personalizado.

Sin embargo, sabemos que los pequeños detalles de decoración hacen a una casa mucho más atractiva, por lo que sí que es buena idea incorporar algún tipo de planta o flores.

Limpieza y orden

Es fundamental que cuando se entre a ver una casa,  ésta se encuentre ordenada y, sobre todo,  limpia para poder dar una buena impresión y no sacarle fallos.

Por tanto, lo primero que debemos hacer antes de poner cara al público nuestra casa y amueblarla,  es pasar una buena mano de limpieza, para dejar todo como los chorros del oro.

También es importante mantener un orden con los elementos que incorporemos, por lo que se aconseja tener todo recogido  para no entorpecer el paso.

En resumen, estamos convencidos de que con estos sencillos pasos podrás conseguir el piso perfecto que tus inquilinos están buscando. Ahora te toca a ti hacer que tu propiedad cambie por completo y luzca genial, ¡manos a la obra!

VACACIONES DE VERANO DE MUEBLES LUIS MIGUEL
CERRADO DEL día 7 al 28 de AGOSTO.

¡Contactar ahora!
close-image