Seguimos la línea del artículo anterior donde nos alejábamos de lo minimalista y lo moderno para centrarnos en lo rústico y clásico.

A continuación, nos vamos a centrar en explicar cómo tienen que ser los muebles que incorporemos en una estancia para que cumpla los requisitos del estilo clásico.

¿Qué es el estilo clásico?

El estilo clásico es un tipo de decoración que solía estar presente en todas las casas de España, pero que poco a poco ha ido desapareciendo dejando paso al modernismo y al minimalismo.

El clásico es un estilo que bebe del barroco y de los muebles antiguos, creando una decoración elegante, cálida, tradicional llena de lujos y sofisticación.

Asimismo, este tipo de decoración se caracteriza fundamentalmente por su gran identidad, personalidad y su aura de historia y romanticismo.

En muchos casos estos espacios suelen estar recargados e inspirados en épocas pasadas como la de Luis XV.

Recuerda que, en Muebles Luis Miguel, contamos con un amplio catálogo de muebles clásicos, ya sea para tu salón o dormitorio, ¡consúltanos!

¿Cómo tienen que ser los muebles del estilo clásico?

Como en todos los casos, para conseguir una decoración totalmente completa es necesario centrarse en su guinda del pastel: Los muebles. Por ello, a continuación os explicamos cómo tienen que ser los muebles para considerarse clásicos.

Materiales

Uno de los elementos principales en un mueble que fijan el estilo del mismo es el material con el que está hecho.

En el estilo clásico el material por excelencia es la madera, no solo para incorporarla en vigas en el techo, sino para la composición de sus muebles. La utilización de la madera es debido a su gran resistencia al paso del tiempo.  En concreto, las maderas más utilizadas en los muebles clásicos son la de roble, haya, caoba y cerezo.

materiales muebles clasicos

Otros materiales que se suelen utilizar, bien componiendo  todo un elemento  entero o bien parte del mismo, son  la porcelana,  el terciopelo, el cristal, el bronce o la forja.

A su vez, algo que aporta elegancia y sofisticación a este estilo clásico es la incorporación de elementos metalizados en dorado y plata.

Colores y estampados

Otro de los elementos a los que debemos prestar atención para realizar una decoración clásica son a los colores de los muebles. En este tipo de decoración se suelen utilizar tonos claros y neutros como el tostado, blanco, crema, amarillos o beige.

Estos colores además provocan más amplitud en la sala y un ambiente sereno.

No obstante, también es posible ver cómo se utilizan colores oscuros en los muebles, siempre del color de la madera, que contrastan a la perfección con los colores claros de las paredes.

En el estilo clásico también se incorpora mucho elemento textil y lo que le caracteriza es que este textil, que puede estar en la tapicería, alfombras o cortinas,  es estampado. Podemos encontrar estampados en rayas o florales.

Mobiliario

Ya sabemos de qué material y color tienen que ser los muebles para un estilo clásico, pero no sabemos cómo tienen que ser.

Pues bien, el mobiliario que tenemos que incorporar en este tipo de decoración es un mueble que tenga personalidad propia, de grandes dimensiones y, sobre todo, tradicional.  Los muebles antiguos son los que más gustan en este tipo de decoración.

mobiliario estilo clasico

Su composición, tal como hemos visto, debe ser de madera  con terminaciones en mármol.

En cuanto a su distribución debe realizarse de forma simétrica, de tal forma que cada uno llama la atención por separado.

Las piezas indispensables en el mobiliario clásico son sillones orejeros, baúles, sinfonieres, cabeceros, librerías, butacas, chéster , mesas de madera, lámpara de araña, aparador, espejos o candelabros.

Accesorios

Para terminar y darle el toque final a la decoración clásica debemos prestar atención a los accesorios con los que decoramos las estancias.

Los accesorios son muy importantes por que nos ayudan a dar esa esencia de personalidad. En este tipo de decoraciones se debe crear una simetría entre los accesorios y el mobiliario.

Algo que encontraremos en todas las decoraciones de estilo clásico es la incorporación de cuadros, lienzos o espejos  en la pared con  marcos espectacularmente labrados. También cubertería de plata, objetos de plata o porcelana o  jarrones con tamaños impactantes.

Textiles

Los textiles llaman poderosamente la atención y en este estilo gozan también parte del protagonismo de la decoración.

textiles muebles clasicos

El estilo clásico se caracteriza por utilizar mucho textil con grandes estampados o texturas. Asimismo, se suelen utilizarse brocados, terciopelos, sedas o moire.

Las cortinas se suelen colocar colgadas de barras de bronce o de madera tallada para dar ese toque todavía más clásico.

Otro elemento textil que no puede faltar de ningún modo  es una buena alfombra  de textura rugosa en medio del salón.