En el post de hoy os vamos a hablar de uno de los muebles más útiles y versátiles: los aparadores. Algunas personas piensan que este tipo de mobiliario está pasado de moda y que ya no se utiliza, nada más lejos de la realidad, hoy en día estos muebles son la clave de una buena decoración en el salón o en el comedor de nuestra casa, gracias a que se han amoldado tanto estética como económicamente.

El problema se encuentra en saber elegir que aparador es el idóneo para nuestro hogar. Por ello os traemos unas pequeñas instrucciones a la hora de elegir el aparador perfecto.

1. Tener en cuenta la decoración

Como ya hemos dicho, los aparadores son muebles que dotan de una gran personalidad tanto al salón como al comedor.  Debido a esta característica, es muy importante tener en cuenta el estilo de decoración que ya existe en nuestro hogar,  para así seguirlo y que no desentone. Sí que es cierto que no importa lo raro que sea el estilo de tu hogar ya que la gran variedad de aparadores permite que se adapten a cualquier ambiente, ya sea desde el más clásico hasta el más moderno o vanguardista. Entre los diferentes tipos de aparadores podemos encontrar:

  • Vintage o clásico: Estos son los que más están de moda actualmente. Se puede decir que pueden encajar en cualquier estancia sin tener muy en cuenta la decoración ya existente, ya que con este tipo de mueble se puede hacer una combinación de estilos y decoración.

aparador clasico

  • Minimalistas o modernos: Es otro de los estilos más comunes hoy en día. Este tipo de mueble solo se puede utilizar si ya tenemos una decoración minimalista o moderna. El estilo minimalista es muy solicitado dada a la elegancia y personalidad que aporta a nuestra casa.
  • Coloniales o rústicos: Fabricados principalmente con madera, deben a este material su una apariencia señorial y de majestuosidad. Suelen quedar muy bien con cuadros decorativos y, en caso de querer aportar más luminosidad o amplitud, podemos combinarlo con un espejo encima del mismo.
  • Neoclásicos: Una mezcla del estilo moderno y del clásico. No cabe duda que esta opción es la más demandada por todos aquellos que no tienen un estilo único definido en su hogar o que no se terminan por decantar. Dotados de gran sencillez, son muy utilizados cuando contamos de poco espacio.

 2. Utilidad

Es importantísimo, antes de elegir el aparador que queremos, que tengamos claro el uso que le vamos a dar a este mueble. Como ya sabemos, el aparador es un utensilio que puede servir tanto para guardar elementos o enseres en su interior como la vajilla o los cubiertos, entre otros, o simplemente como elemento decorativo.

aparador moderno

Es fundamental tener clara su finalidad ya que dependiendo del uso que se le vaya a dar, el mueble debe ser de una manera o de otra. Si lo queremos para guardar elementos, tendremos que elegir un aparador con números compartimentos y seguramente elegiremos uno que no muestre el interior. En cambio, si lo destinamos a elemento decorativo el abanico se abre por completo y podremos ya elegir un aparador más vistoso pero menos funcional.

3. Espacio y Tamaño

Una vez que tengamos decidida la utilidad, tenemos que prestar atención al tamaño del lugar donde pensamos instalarlo.  Hay que tener siempre en cuenta que los aparadores suelen medir entre 70 y 120 centímetros de altura.

Si disponemos de poco espacio no tenemos que dejar que el aparador entre justo, ya que esto dará la sensación de muy voluminoso, por lo que tendremos que elegir un aparador más pequeño. Además, suele ser recomendable que en este caso se elijan aparadores con estantes abiertos y puertas correderas para dar más ligereza al ambiente.  Por otra parte, si el destino del mueble es para almacenaje debemos pensar que igual es mejor opción elegir una vitrina, puesto que son más altas.

aparador neoclasico

Si por el contrario, disponemos de una gran amplitud en cuanto a espacio,  no debemos elegir un mueble pequeño, ya que le quitaremos protagonismo. Escoge algo vistoso y que llene la amplitud que disponemos.

4. Materiales

Los materiales que escojamos deben estar ligados a la decoración que tengamos en nuestro hogar y, sobre todo, al estilo de aparador que escojamos.

Si nos decantamos por el estilo clásico y contemporáneo suelen quedar muy bien todo tipo de maderas. Por otro lado, si el estilo minimalista es lo que nos define, es una muy buena opción elegir la piedra acrílica, queda muy bien y aporta elegancia y distinción.

5. Color

El color también tiene que ver con la decoración que ya se tenga en el hogar. No obstante, es muy habitual la elección del blanco ya que da mucha amplitud y luminosidad.  Muy habitual es, si queremos un aparador de madera, la elección de tonos claros.

aparador rustico

No hay que olvidar que los aparadores pueden ser pieza única en la decoración o pueden ir seguidos de otros muebles o módulos para dar una uniformidad o formar un conjunto de muebles. En muchas ocasiones, cuando se elige un aparador para el comedor, tanto la mesa como las sillas suelen ir cogidas de la mano, es decir, utilizando el mismo estilo y situándolas en la misma zona. Por ello, es importante tener en cuenta el color del resto del mobiliario que esté próximo o haciendo juego a nuestro aparador.

 

Si te has decantado por decorar tu casa con un aparador, en Muebles Luis Miguel disponemos de una gran variedad de aparadores fabulosos donde seguro que encuentras el ideal para tu hogar.